1. Acelerar el proceso de secado de tus uñas recién pintadas sumergiéndolas en un bol con agua y hielo.

2. El almidón de maíz te ayuda a conseguir una manicura de color mate. Mezclar el esmalte que quieras con un poco de harina

3. Repasar bien el borde superior de la uña para evitar la aparición de astillas.

4. Utiliza un pequeño pincel, es mucho más efectivo para retocar tu manicura.

5. Comenzando por el centro y luego por los laterales es la forma correcta de aplicar el esmalte.

6. Utiliza un palillo para hacer dibujos.

7. Para corregir irregularidades de tu esmalte, limpia tus uñas con vinagre.

8. Puedes utilizar plantillas para tus uñas con lunares con un papel con pequeños agujeros.